Supply Chain | Los diez perfiles más buscados de la logística y el transporte

El e-commerce y toda la logística asociada a esta actividad es el que más ha crecido durante la pandemia.

Mozo de almacén es el trabajo más demandado en la logística.
Mozo de almacén es el trabajo más demandado en la logística.

Adecco Logística y Transporte ha analizado los diez perfiles de trabajo que más se buscan en el sector.

La mayoría de las ofertas están ubicadas en las grandes ciudades

Según el grupo, tras la crisis derivada de la Covid-19, el gran beneficiado ha sido el e-commerce y toda la logística asociada a esta actividad (empresas de paquetería, logística y transporte urgente), que ha crecido más de un 50% desde el decreto del Estado de alarma. Sin embargo, la situación no está siendo tan positiva para el segmento de la gran distribución ya que han sufrido y están sufriendo importantes pérdidas debido principalmente al cierre de fronteras, y a controles y normativas más estrictos.

La mayoría de las ofertas están ubicadas en las grandes ciudades, especialmente en Madrid y Barcelona. Las profesiones más buscadas en el sector Logística y Transporte para 2021 son:

  • Mozo de almacén: Este perfil ayuda en la carga y descarga de camiones, revisa la mercancía entrante y saliente del almacén para asegurarse de que no hay género dañado, ordena la mercancía en función de las condiciones que requieran, controla las existencias, prepara pedidos, mantiene registros de los artículos almacenados. Es el perfil más demandado del sector logístico, con un 31,5% de las ofertas de empleo que se publican y una retribución que oscila entre los 15.000 y 17.000 euros anuales.
  • Carretillero: También conocido como conductor de carretillas elevadoras. Entre sus funciones están desde la recepción y colocación de paquetes y otro tipo de carga en tarimas o palés con la ayuda de máquinas elevadoras, hasta la preparación de pedidos y su empaquetado. En ocasiones también realizan tareas administrativas complementarias como la revisión de albaranes. Este puesto se ha mantenido en los últimos años entre los más demandados por las empresas en nuestro país, y en estos momentos es el segundo más solicitado, un 12% de las ofertas de empleo que se publican en logística buscan este perfil.
  • Gestor de stock: Se ocupa de todo lo relacionado con el almacenamiento de productos en almacén: la planificación del aprovisionamiento, el control de los costes (de almacenamiento, de las existencias, de los seguros), el control de los flujos de entrada y salida, la posible degradación de los productos y el material que se haya deteriorado.
  • Jefe de almacén: Coordina y dirige las operaciones de entrada y salida de mercancías. Supervisa todos los procedimientos: la recepción de la mercancía, su almacenamiento, la preparación de los pedidos y su carga en los vehículos. Su objetivo es evitar que se cometan errores en estos procesos y agilizarlos al máximo para que resulten rentables. Es uno de los perfiles mejor retribuidos de este sector, desde los 19.000 euros brutos anuales de partida, los 27.000 euros de media, hasta superar los 36.000 euros anuales con más de diez años de experiencia.
  • Manipulador: Entre sus funciones están la de recibir la mercancía, clasificar los productos para su ubicación, registrarlos en el inventario, preparar los pedidos y empaquetarlos para enviarlos a los clientes. El fuerte crecimiento del comercio electrónico ha incrementado la demanda de estos profesionales, encargados de preparar los pedidos que realizan los clientes a través de los múltiples canales de compra. Este perfil percibe la retribución media más baja del sector, en torno a los 14.000 euros, pero puede llegar hasta los 18.000 euros con experiencia y titulación. 
  • Repartidor: Sus funciones son, además de llevar mercancías o productos de un lugar a otro, planificar los horarios y las rutas para trabajar de la forma más rápida y eficiente posible, cargar la furgoneta de manera que la mercancía esté dispuesta por orden de entrega, descargar los productos, gestionar los recibos con el cliente y, en ocasiones, hasta cobrar. Incluso a veces se encarga de visitar a los clientes y tomarles nota del pedido, por lo que también puede ser responsable de las ventas o de promocionar nuevos artículos. 
  • Técnico de compras: Es el responsable de seleccionar y negociar con los proveedores que suministran los productos a la empresa, y de pactar con ellos las condiciones del suministro, controlar la calidad de los productos suministrados, así como de su stock, y de llevar al día toda la documentación relativa a los procesos de compra.
  • Técnico de exportación e importación: Es el profesional que gestiona el cumplimiento de las obligaciones documentales aduaneras y fiscales necesarias para la entrada y salida de productos de nuestro país (aranceles, certificados de origen, certificados sanitarios, carta de aduanas…).
  • Técnico de logística: Gestiona todos los recursos materiales y humanos que participan en la cadena de distribución, desde el punto de origen de la mercancía hasta la llegada del producto a manos del cliente. Es responsable de todas las acciones de compra, almacenamiento, inventario, distribución y transporte. Entre sus objetivos está lograr una mayor rapidez en las entregas, generar una imagen fiable ante proveedores y clientes, asegurar el buen mantenimiento de los productos, maximizar el espacio de almacén y optimizar los costes de personal e infraestructuras.
  • Técnico de operaciones: Supervisa, coordina y ejecuta las diferentes operaciones logísticas que se llevan a cabo en las áreas de recepción, organización y despacho de productos. Entre sus funciones está supervisar los procesos de compra y abastecimiento de productos; las operaciones de preparación, almacenaje y manipulación de la mercancía; el transporte y la distribución; y el flujo de entrada y salida de productos.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña