Supply Chain | El vehículo eléctrico, muy lejos de dominar la última milla

La consultora Transport Intelligence analiza cómo de implantada está la electrificación en las principales empresas de paquetería. La francesa La Poste está muy a la cabeza con el 38,9% de su flota eléctrica.

La Poste incluye como "vehículos de combustible alternativo" a carritos y bicicletas eléctricas.
La Poste incluye como "vehículos de combustible alternativo" a carritos y bicicletas eléctricas.

La paquetería y la última milla son de los modelos de transporte que más se prestan a utilizar vehículos eléctricos. Al contrario que en otros casos -como el transporte por carretera de larga distancia-, existe una oferta de modelos eléctricos disponibles para las empresas. Además, cada vez más normativas municipales obligan a utilizar modelos de cero emisiones para entrar en el centro de las ciudades. 

Sin embargo, no todas las empresas de última milla avanzan igual de rápido en este especto. La consultora Transport Intelligence ha analizado en su último informe cómo de implantada está la electrificación en las principales empresas de paquetería. Y el resultado es muy desigual. En el siguiente cuadro se pueden ver las cinco compañías de última milla que ha analizado Transport Intelligence, con el número de vehículos propulsados por energías alternativas al gasóleo (principalmente eléctricos, pero también de hidrógeno, gas natural e híbridos), los propulsados por energía tradicional, su flota total y el porcentaje que representan los de combustibles alternativos frente al número total de vehículos.

Cuadro comparativo.
Cuadro comparativo.

Como se puede observar La Poste tiene es la que mayor proporción de su flota tiene compuesta por vehículos alternativos. La consultora encargada del estudio aclara que esto incluye carritos eléctricos y bicicletas eléctricas, que normalmente no emplean las otras compañías analizadas. La alemana DHL también tiene una importante parte de su flota electrificada, un 23,2%. La norteamericana UPS está a medio camino, con un 10,7% de su flota electrificada.

En el lado contrario están Royal Mail y FedEx, con solo un 3,3% y un 2% de su flota con carburantes alternativos al gasóleo. Transport Intelligence avisa de que el estudio no es un examen exhaustivo de las estrategias de sostenibilidad de cada empresa, "sino más bien una instantánea".

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña