Blog-camioneros-de-silvio-Pinto Silvio Pinto

| El juego de las preguntas | -

Nuestra sociedad está asistiendo a cambios cada vez más frecuentes y veloces pero... ¿tienen sentido?

En algunos temas encontraremos la mejor respuesta en la propia pregunta.
En algunos temas encontraremos la mejor respuesta en la propia pregunta.

Que vivimos en una “sociedad acelerada” es casi más fácil de demostrar que el hecho de que sea una “sociedad avanzada”.

Muchas son las preguntas que no encuentran respuesta sencilla para justificar el segundo entrecomillado. Si nos centramos en el ámbito del transporte y la automoción éstas (me refiero a las preguntas) brotan como las setas tras la tormenta, con el añadido de que en materia de sostenibilidad nunca escampa en los últimos años.

Que hay señales que indican que el cambio climático está más cerca de ser una realidad palpable que una invención de un puñado de iluminados parece cada día más obvio.

... en materia de sostenibilidad nunca escampa en los últimos años

Quizá pueda haber más debate coherente respecto a los motivos reales desencadenantes de este funesto episodio, pero de momento es el CO2 el sentenciado tras un paso efímero por el banquillo de los acusados.

Y puesto que el culpable está localizado, todo aquello que “huela” a dióxido de carbono (entiéndase la metáfora) está contaminado.

... de momento es el CO2 el sentenciado tras un paso efímero por el banquillo de los acusados

Por este motivo, y no por ningún otro (que nadie sospeche de aviesas intenciones en este noble fin de salvar el planeta) hay que eliminar los motores de combustión ya, y apostar por la electromovilidad sustentada en la pila de hidrógeno o en las baterías, pero...

Preguntas sin respuestas ciertas:

  1. ¿Cuánto “menos” contamina un vehículo eléctrico alimentado con energía “no verde” (que es la que se está empleando en la actualidad mayoritariamente) desde su embrión hasta su sepultura definitiva que un Euro VI E?
  2. ¿Cuánto contamina el achatarramiento del parque actual europeo que emplea motores de combustión?
  3. ¿Cuántas economías (y no me refiero a las de países) está llevándose por delante las "eficientes" decisiones adoptadas por aquellos que tienen potestad para tomarlas?
  4. ¿Cuántos propietarios (de vehículos) verían con buenos ojos que el importe de las subvenciones oficiales para achatarramiento se empleara en transformar sus propios vehículos en ecológicos?
  5. ¿Cuánto más rentable sería para el ciudadano de a pie esta solución?
  6. ¿Cuánto menos menos lucrativa resultaría esta medida para los actores más implicados en la sostenibilidad?

... (que nadie sospeche de aviesas intenciones en este noble fin de salvar el planeta) ...

Hay muchas más preguntas, muchísimas más, "sin respuesta", pero como nuestra intención es ir recogiendo las contestaciones "oficiales" que vayan surgiendo (o evolucionado si se prefiere), de momento con esta media docena vamos servidos.

Seguiremos "preguntado"...

Sobre el autor

Desde el arcén se ve el mundo de otra manera. Desde el arcén podemos observar cómo los vehículos pasan a toda velocidad, como la vida, sin detenerse, salvo contratiempo. Una enfermedad, una epidemia, una quiebra, un despido, una crisis, un temporal o incluso una muerte son las averías más frecuentes que nos apartan a la cuneta como lo haría el reventón de un neumático. Pero el arcén nos ampara. Ahí está, para ser usado en caso de necesidad tomando, por supuesto, las correspondientes medidas de seguridad. Todo el mundo debería, en alguna ocasión, aprovechar este recurso (mejor por decisión propia que por obligación) para hacer una pausa antes de completar su viaje. 

Silvio Pinto, redactor jefe técnico de Ruta del Transporte

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña