Sector | Anfac insta al Gobierno a regular los vehículos autónomos de nivel 4

Un informe de la patronal refleja que los fabricantes tienen capacidad para aumentar los niveles de conducción autónoma por encima de lo ahora permitido por la regulación.

Conducción autónoma para la última milla
En el indicador de entorno, España obtiene una valoración de 50,5 puntos sobre 100.

Los fabricantes de vehículos creen que tienen capacidad para avanzar en la conducción autónoma por encima de lo que permite la regulación. Los refleja Anfac (la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones) en un informe. 

En países del entorno, como Francia o Alemania, ya está regulado el nivel de autonomía que pide Anfac

En el caso concreto de España, Anfac insta al Gobierno a impulsar una regulación específica que permita la entrada de tecnologías de conducción automatizada por encima de la actual, marcada con nivel SAE (Society of Automotive Engineers) o nivel de autonomía 2. Tal cual se refleja en el informe, los fabricantes tienen capacidad tanto en la oferta actual como en la entrada de nuevos vehículos en el mercado de niveles de conducción autónoma por encima de lo ahora permitido por la regulación.

Por ello la patronal considera que actualmente es el momento oportuno para poner en marcha un reglamento especifico que asiente las bases para la entrada y circulación de vehículos con niveles de autonomía 4 en las carreteras españolas durante este año, tal y como ya realizan países del entorno como Francia o Alemania.

El informe

El informe, con carácter anual, consta de dos partes. Una primera de indicador de entorno y otra de análisis de la situación del vehículo autónomo y conectado en España.

El indicador de entorno tiene como objetivo comparar la situación de España respecto a otros países del mundo. España obtiene una valoración de 50,5 puntos sobre 100, todavía lejos de los países líderes como EEUU (67,8 puntos), Suecia (63,3 puntos) o Finlandia (62,5 puntos). En este sentido en el Informe de ANFAC, España destaca a escala mundial por su nivel de red e infraestructuras de carreteras, pero con una amplia capacidad de mejora tanto en el ámbito de inversión en nuevas tecnologías (Inteligencia artificial, Internet de las cosas, tecnologías de la información), como en la propia infraestructura y calidad de las redes de conectividad.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña