Sector | Los transportistas alemanes critican a su Gobierno por el control de fronteras

Varias asociaciones han exigido reglas claras y uniformes para el transporte y advierten de una posible escasez por las normas proteccionistas.

Alemania y Austria exigen pruebas de coronavirus traducidas al inglés o alemán.
Alemania y Austria exigen pruebas de coronavirus traducidas al inglés o alemán.

Varias asociaciones alemanas de transportistas y comerciantes han mostrado su rechazo a las medidas proteccionistas de su Gobierno. El país germano aprobó la semana pasada la obligatoriedad de presentar una prueba negativa de coronavirus cuando se entra a sus fronteras, sin exceptuar el transporte de mercancías.

La europarlamentaria Izaskun Bilbao ha interpelado a la Comisión Europea cuestionando la legalidad de estas medidas

En una declaración conjunta, la Asociación Federal de Transporte de Mercancías y Logística (BGL), la Asociación Alemana de Comercio (HDE) y la Asociación Alemana de Comercio de Frutas (DFHV) han exigido reglas claras y uniformes para el transporte de mercancías transfronterizo, advirtiendo de una posible escasez en la oferta de productos de primera necesidad a la población: "De ninguna manera es comprensible por qué el Gobierno federal no permite que el tráfico de mercancías se mueva libremente de la misma manera que en la primera ola. Parece como si los responsables de la toma de decisiones dentro del Gobierno federal ya se hubieran olvidado cómo de relevante es la industria del transporte y la logística”.

Además, las tres organizaciones consideran necesario establecer una infraestructura adecuada para que todos los ciudadanos que deban cruzar puedan hacerse las pruebas covid en todos los idiomas permitidos de la UE -ya que ahora Alemania y Austria exigen las pruebas solo en inglés o alemán-. Y exigen que excepcionen “a los trabajadores del transporte de las obligaciones de prueba y cuarentena, como se ha establecido en la Recomendación del Consejo de la Unión Europea”.

Estas reivindicaciones van en paralelo a las que han hecho asociaciones españolas y europeas como CETM, Fenadismer, IRU o UETR. En este sentido, la eurodiputada nacionalista vasca Izaskun Bilbao ha dirigido una pregunta parlamentaria a la Comisión Europea, en la que cuestiona la legalidad de las medidas unilaterales adoptadas por los Estados miembros: “Los Estados parecen querer volver a la casilla de salida de la pandemia, los primeros momentos en los que las medidas unilaterales pusieron en peligro la circulación de bienes y prestación de servicios de primera necesidad en la Unión”, ha interpelado Bilbao a la Comisión. 

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña