Semirremolques y carrocerías | Schmitz Cargobull redobla su atención por España tras invertir 19 millones en su nueva fábrica

El fabricante alemán prevé triplicar la producción en nuestro país con su nueva planta de Figueruelas (Zaragoza).

Schmitz Cargobull redobla su atención por España tras invertir 19 millones en una nueva fábrica
Este 15 de septiembre se ha colocado la primera piedra de la fábrica.

Buenas noticias para el tejido industrial español, y más concretamente para el aragonés, un territorio donde ya hoy en día se fabrican más del 50% de los semirremolques producidos en nuestro país. Y es que este porcentaje a buen seguro crecerá de forma notable a partir del verano de 2022 cuando abra sus puertas la nueva fábrica de Schmitz Cargobull en Figueruelas (Zaragoza), cuyo acto de colocación de la primera piedra ha tenido lugar hoy, 15 de septiembre.

La puesta en marcha de las nuevas instalaciones del gigante alemán supone la culminación de un viejo proyecto para apostar de forma mucho más potente por la fabricación de semirremolques en España tras el arranque en 2002 de las operaciones productivas de la marca en nuestro país en las actuales instalaciones de Figueruelas, ubicadas a sólo tres kilómetros de la nueva factoría, cuyas obras avanzan ya a buen ritmo.

La inversión que representa este proyecto alcanza los 19 millones de euros, y el objetivo no es otro que triplicar las cifras actuales de producción para alcanzar las 60 unidades diarias con una plantilla de 280 empleados, casi 100 más que en la actualidad.

El objetivo no es otro que triplicar las cifras actuales de producción para alcanzar las 60 unidades diarias con una plantilla de 280 empleados, casi 100 más que en la actualidad

Otra ventaja que supondrá la apertura de la nueva fábrica, tal y como ha explicado Jordi Romero, director general de Schmitz Cargobull Ibérica, es la posibilidad de destinar en cada momento todos los recursos productivos de la planta a la fabricación del tipo de producto que más permita optimizar la estrategia comercial, adaptándose así a los habituales picos de demanda derivados de la estacionalidad de determinados segmentos dentro del transporte de mercancías por carretera. "Podremos fabricar sólo lonas o sólo frigoríficos en función de las necesidades del mercado, algo absolutamente imposible en la fábrica actual", ha precisado Romero.

Andreas Schmitz, CEO de la compañía, ha detallado los planes futuros de la marca.
Andreas Schmitz, CEO de la compañía, ha detallado los planes futuros de la marca.

Andreas Schmitz, CEO de Schmitz Cargobull, ha confirmado que la nueva planta mantendrá las líneas de producción actuales: lonas correderas S.CS, semirremolques frigoríficos S.KO, furgones S.BO, y vehículos destinados a la distribución urbana M.KO, con una previsión de crecimiento en la creación de la nueva línea de espumado para vehículos frigoríficos y furgones. Pero el empresario alemán no ha podido evitar guardarse un as en la manga a la hora de incorporar en un futuro nuevas líneas de producto.

La planta se construye en una superficie de 104.000 m2, con 16.400 m2 destinados a la zona de producción y logística, 2.000 m2 para las oficinas repartidas en tres plantas, además de contar con la campa de vehículos nuevos y de ocasión.

"Podremos fabricar sólo lonas o sólo frigoríficos en función de las necesidades del mercado, algo absolutamente imposible en la fábrica actual", ha precisado Jordi Romero, director general de Schmitz Cargobull Ibérica

Durante el acto, Andreás Schmitz no ha ocultado su orgullo por la plasmación de un proyecto que tuvo que posponerse debido a la crisis de 2008. "Cuando empezamos este proyecto en 2002, nuestra previsión de fabricación era de cinco semirremolques al día, hoy estamos en 20 vehículos/día y nuestro objetivo es acabar el año 2021 en 22 unidades/día. Con las nuevas instalaciones seremos capaces de llegar hasta 60 vehículos/día. El crecimiento y la consolidación de Schmitz Cargobull en España es un hecho. A través de la innovación en los procesos y el desarrollo de nuevos productos y servicios que han integrado la digitalización, hemos conseguido aportar soluciones de transporte, no solo al mercado español sino también a Francia, Portugal, Italia y África".

En un mercado tan competitivo como el del semirremolque en nuestro país, la evolución de Schmitz Cargobull Ibérica ofrece pocas dudas sobre su vitalidad: “En los últimos cinco años tanto facturación como unidades producidas se han duplicado respecto a los cinco años anteriores, obteniendo una cifra de 130 millones de euros/4.000 unidades respectivamente. Gracias a este incremento de la demanda, nuestra valiosa plantilla ha aumentado en un promedio de más del 60%. Ahora, trabajamos incansablemente para poner en marcha una nueva planta que nos permitirá triplicar el volumen de estos últimos cinco años”.

Jordi Romero, director general de Schmitz Cargobull Ibérica.
Jordi Romero, director general de Schmitz Cargobull Ibérica.

Al acto han asistido el alcalde de Figueruelas, Luis Bertol, el director general de Industria y Pymes, Carlos Javier Navarro Espada, el director general de CEOE, Jesús Arnau y el director de Relaciones Internacionales de CEOE, Jorge Alonso. 

LIDERES EN EUROPA

Schmitz Cargobull, fundado en 1982, es el primer fabricante en el mercado europeo por unidades vendidas. Goza de una cuota de penetración del 26% en el segmento de lonas, del 49% en el de frigos, del 23% entre los furgones y del 18% en basculantes. En el conjunto del mercado, 21 de cada 100 semirremolques llevan el logotipo del elefante azul. Su producción en el actual ejercicio alcanzará a nivel mundial las 65.000 unidades, muy por encima de las 42.000 del año anterior pero superando también las 63.494 de hace dos años. La previsión es alcanzar también un récord de ingresos este año con 2.500 millones de euros (1.740 millones un año antes).

ESTRATEGIA 2025

El acto celebrado hoy en Figueruelas ha servido para dar a conocer la estrategia de la compañía hasta 2025. Para entonces, Schmitz Cargobull aspira a ser líder mundial en semirremolques de plataforma y de caja y líder europeo en semirremolques basculantes, con una facturación anual de 3.000 millones de euros. La red mundial de fábricas incluye cuatro plantas en Alemania e instalaciones productivas en España, Rusia, Lituania, Eslovaquia, Gran Bretaña, , Turquía, Australia y Sudáfrica.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña