Quantcast
40.000 seguidores
6.000 suscriptores

La Plataforma para los Combustibles Renovables pide a la UE que reconozca su papel: permitirán alcanzar los objetivos de emisiones

Reivindica un marco fiscal y regulatorio que incentive la transición a una movilidad baja en emisiones y asequible para todos los sectores.

Redacción Ruta del Transporte

04 de junio 2024 - 13:56

José Luis Cabo, subdirector general de Hidrocarburos y Nuevos Combustibles, durante el acto de la Plataforma
José Luis Cabo, subdirector general de Hidrocarburos y Nuevos Combustibles, durante el acto / Redacción Ruta del Transporte

La Plataforma para los Combustibles Renovables ha pedido, a las puertas de las elecciones del 9 de junio, que la Unión Europea reconozca en sus políticas el papel de los combustibles renovables en la consecución de los objetivos climáticos, en la descarbonización del transporte, en la reducción de la dependencia energética de terceros países y en la dinamización económica de las zonas rurales. La Plataforma la forman asociaciones de transportistas, de vehículos y de distribuidores de combustibles.

En el marco de la presentación del informe 'Combustibles renovables: una vía eficaz para la descarbonización del transporte', elaborado por NTT Data, esta entidad ha demandado una "transición energética que sea justa y que involucre a todos los usuarios", ofreciéndoles distintas soluciones de movilidad con bajas emisiones.

El informe señala, así, que aumentar el 1% los combustibles renovables utilizados en España supondrían una reducción de emisiones mayor que la lograda por el parque actual de vehículos con etiqueta 0 emisiones. Es más, pensando en el largo plazo, y en el escenario dibujado por el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (Pniec), aun manteniendo la tasa de crecimiento actual de vehículos eléctricos, insuficiente para alcanzar los objetivos propuestos, la incorporación de combustibles renovables permitirá alcanzar los objetivos de reducción de emisiones planteados y, más todavía, ampliar la reducción de 97 a 106 millones de toneladas de CO2.

"En un escenario alternativo del Pniec, en el que se impulsa una mayor penetración de los combustibles renovables, la reducción de emisiones de CO2 en 2030 sería el 10% mayor que en el escenario definido en el Pniec, y permitiría reducir 9 millones de toneladas de CO2 adicionales en el periodo 2024-2030", ha indicado David Cuesta, director de Consultoría de Negocio de NTT de Data.

Los combustibles renovables permiten una importante rebaja de los costes asociados a la transición energética, en particular, en lo que se refiere a la movilidad por carretera

El informe subraya, además, que los combustibles renovables permiten una "importante rebaja de los costes asociados a la transición energética", en particular, en lo que se refiere a la movilidad por carretera. "Mantener un vehículo con motor de combustión interna en propiedad, que no ha llegado al final de su vida útil, tiene un coste de propiedad hasta un 38% menor que su sustitución anticipada por un vehículo eléctrico", ha recalcado Cuesta.

INDEPENDENCIA ENERGÉTICA

El estudio también apunta a la contribución a la independencia y autonomía energética que suponen los combustibles renovables, ya que en su producción es posible contar con recursos autóctonos, desde residuos urbanos a forestales.

España está entre los cuatro países europeos con mayor disponibilidad potencial de biomasa junto con Francia, Alemania y Reino Unido

A este respecto, señala que España se encuentra entre los cuatro países europeos con mayor disponibilidad potencial de biomasa (residuos agrarios, forestales, biorresiduos, aceite usado de cocina y grasas animales) junto con Francia, Alemania y Reino Unido, representando el 9% de la materia prima sostenible en todo el territorio europeo.

Considerando el potencial de producción a partir de recursos locales, los combustibles renovables podrían sustituir entre el 33 y el 58% de la energía final de los combustibles fósiles utilizados en el transporte en el año 2030, lo que reduciría entre 25 y 43 millones de toneladas de CO2.

LA FISCALIDAD, UN ÁMBITO CLAVE

Las asociaciones que han participado en el acto (Astic, ALA y Cepesca), han coincido en que para que la transición energética sea justa es necesario ofrecer distintas alternativas y favorecer la competencia entre las diferentes opciones energéticas, para que aspiren a ser más eficientes, sostenibles y económicamente competitivas, lo que revertirá en un mayor avance en la descarbonización y un menor coste para los ciudadanos.

"Para seguir dando servicio competitivo a nuestros clientes en mercado doméstico e internacional y cumplir con nuestros compromisos medioambientales, dada la realidad tecnológica, industrial y comercial que vivimos como compradores y usuarios de vehículos pesados, necesitamos que los combustibles renovables sean una opción que realmente se pueda desplegar, sin incrementos inasumibles de costes operativos y de inversión. En este sentido, abogamos por una política fiscal coherente en favor de su uso", ha expuesto Ramón Valdivia, vicepresidente ejecutivo de Astic.

Para Javier Gándara, presidente de ALA, "el SAF, combustible sostenible de aviación, es la solución más eficaz en el corto plazo para avanzar en la descarbonización del sector aéreo, posibilitando la reducción de entre un 80% y hasta un 100% de las emisiones de CO2 en el ciclo de vida del combustible. Por ello, la Administración debe implicarse y favorecer su producción, hoy escasa. De lo contrario, corremos el riesgo de quedarnos en el vagón de cola y vernos obligados a importar de otros países. El momento es ahora, España tiene la oportunidad de convertirse en exportador a nivel global".

En la misma línea ha incidido Javier Garat, secretario general de Cepesca, quien ha señalado que "salvo los combustibles renovables, no existe otra fuente de energía alternativa que sea viable para la flota pesquera. El hidrógeno requeriría buques cuatro veces más grandes que los actuales. El amoníaco es peligroso. Y el gas natural licuado y la electricidad podrían ser viables para ciertos buques artesanales que requieren poca autonomía, pero no sería viable para otros buques de bajura o de altura". Y por ello, ha demandado "un desarrollo tecnológico, logístico y normativo, no solo en la UE, sino en el mundo", y, posteriormente, "financiación para poder renovar toda la flota pesquera europea".

Los representantes de la Plataforma han reivindicado un marco fiscal y regulatorio que incentive la transición a una movilidad baja en emisiones y asequible para todos los sectores, y que potencie el desarrollo económico e industrial del país. En concreto, aplicación de tipos impositivos reducidos o exenciones en el Impuesto especial de hidrocarburos (IEH); establecimiento de mecanismos de control y medidas de cumplimiento trimestrales para evitar fraudes en la incorporación de combustibles renovables en los carburantes; o la creación de nuevos incentivos a la transformación industrial orientada a la descarbonización. De hecho, con una mayor incorporación de combustibles renovables, incentivada con una carga impositiva tipo cero a la fracción renovable de los carburantes, se podrían reducir los costes de adquisición y mantenimiento de un vehículo entre 6.000 y 5.000 euros.

José Luis Cabo, subdirector general de Hidrocarburos y Nuevos Combustibles, ha coincidido en que la normativa y la administración debe "acompañar y promocionar" la producción de combustibles renovables, reduciendo el impacto económico en los consumidores y las industrias, además de referirse igualmente a la importancia de la trazabilidad para evitar el fraude.

La Plataforma para los Combustibles Renovables está compuesta por 29 entidades que representan a más de 348.000 empresas de todo tipo, desde multinacionales a micropymes y autónomos. Todas ellas generan más de 5,7 millones de puestos de trabajo (directos, indirectos e inducidos).

stats