Sector | Los objetivos de descarbonización europeos abren la puerta a los ecocombustibles

Consejo y Parlamento Europeo han acordado la prohibición para 2035 de furgonetas que emitan CO2, pero instan a la Comisión a presentar "una propuesta para la matriculación de vehículos que funcionen exclusivamente con combustibles neutros".

¿Tienen realmente mejor TCO las furgonetas eléctricas que las de gasóleo?
En 2026, la Comisión evaluará los progresos para alcanzar los objetivos de descarbonización.

La prohibición de la venta de furgonetas y turismos de combustión interna en la Unión Europea para 2035 deja un resquicio para aquellos vehículos que funcionen con ecocombustibles, como pide parte del sector del transporte. El Consejo y el Parlamento Europeo han llegado este jueves a un acuerdo político provisional "sobre normas más estrictas en materia de emisiones de CO2 para los coches y furgonetas nuevos", explican ambas instituciones europeas en un comunicado.

Sin embargo, el acuerdo incluye una redacción sobre los combustibles neutros en CO2 -los llamados ecocombustibles-, según la cual, tras consultar a las partes interesadas, la Comisión presentará una propuesta para la matriculación de vehículos que funcionen exclusivamente con combustibles neutros en CO2 después de 2035, de conformidad con la legislación de la UE y de acuerdo con el objetivo de neutralidad climática de la UE.

Los ecocombustibles sustituyen el petróleo por residuos urbanos, agrícolas o dióxido de carbono capturado. En España, distintas patronales se han unido en la Plataforma para la Promoción de los Ecocombustibles que presiona para que tanto el Gobierno nacional como la Unión Europea apuestan por estas alternativas a la gasolina y el gasóleo.

Se han fijado un objetivo de reducción de las emisiones de CO2 del 50% para las furgonetas nuevas para 2030

La prohibición de venta de furgonetas y turismos contaminantes estaba anunciada desde que el Consejo y el Parlamento Europeo se fijasen 2035 como fecha para prohibirlos. Desde entonces, ambos organismos han negociado entre ellos y este jueves se han fijado un objetivo de reducción de las emisiones de CO2 del 55% para los coches nuevos y del 50% para las furgonetas nuevas para 2030 en comparación con los niveles de 2021. Ahora, la Comisión debe publicar la directiva con los objetivos que han acordado Consejo y Europarlamento.

El acuerdo incluye una cláusula de revisión que garantizará que, en 2026, la Comisión evalúe a fondo los progresos realizados para alcanzar los objetivos de reducción del 100% de las emisiones y la necesidad de revisar estos objetivos teniendo en cuenta los avances tecnológicos, incluso en lo que respecta a las tecnologías híbridas enchufables y la importancia de una transición viable y socialmente equitativa hacia las emisiones cero.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña