Semirremolques y carrocerías | Schmitz Cargobull mejora las prestaciones de sus equipos de frío

El fabricante alemán ofrece equipos con motor diésel y con funcionamiento totalmente eléctrico.

Schmitz Cargobull mejora el rendimiento de sus equipos de frío.
Schmitz Cargobull mejora el rendimiento de sus equipos de frío.

Schmitz Cargobull acaba de presentar la evolución de sus equipos de frío, que serán mostrados al mercado en la próxima edición de la feria IAA de Hannover. La gama del fabricante está compuesta por dos unidades con motor diésel o una unidad de funcionamiento eléctrico.

En el caso de una de los modelos alimentados por gasóleo, el S.CU 2.0, los avances permiten ofrecer un ahorro de carburante del 15% y un menor nivel de ruido, a la vez que ofrece el mismo rendimiento de refrigeración/calefacción, detallan desde la compañía. Además, su peso se ha reducido en casi 50 kg. Este modelo está disponible en diseño mono y multitemperatura. El otro modelo con motor diésel es el S.CU 1.0, disponible sólo en diseño monotemperatura y adecuado para el transporte en países con baja calidad de combustible.

Entre las mejoras introducidas en ambos equipos de frío aparece un funcionamiento más suave y silencioso gracias a la incorporación del desacoplamiento de la unidad de accionamiento. Además, ahora la pantalla es más fácil de leer gracias a un tipo de letra más grande, con iconos claros y estructuras de menú más intuitivas del software. Y un panel solar opcional en este equipo de frío protege la batería de arranque contra la descarga profunda.

EQUIPO DE FRÍO ELÉCTRICO

La S.CUe (unidad de refrigeración de semirremolque eléctrica) alimentada por batería no genera ninguna emisión y está diseñada especialmente para su uso en el transporte urbano. Está equipada con un inversor integrado y está diseñada para controlar la temperatura de las mercancías con una potencia de refrigeración de hasta 15.900 W y una potencia de calefacción de 9.100 W.

El diseño modular permite ampliar la capacidad de la batería en el futuro (hasta unos 65 kWh). Dependiendo de la aplicación y los requisitos, la unidad puede funcionar con energía eléctrica hasta diez horas. Con el sistema actual (aprox. 32 kWh), la unidad puede funcionar de forma autónoma durante unas cinco horas.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña